Saltear al contenido principal

Testimonio de Leticia Keuroglian, Hubert Humphrey en Virginia Commonwealth University

Testimonio De Leticia Keuroglian, Hubert Humphrey En Virginia Commonwealth University

En agosto de 2019 inició una de las experiencias que sin dudas marcará el resto de mi vida: la beca Hubert H. Humphrey.

Considerado un programa de desarrollo académico y profesional en áreas específicas, brinda a los becarios participantes la posibilidad de profundizar en un área de conocimiento particular, desarrollar las habilidades de liderazgo, entablar vínculos profesionales internacionales y enriquecerse del intercambio cultural. Además de gozar del prestigio propio de todos los programas de Fulbright, desde mi punto de vista constituye una oportunidad de crecimiento personal que trasciende el ámbito profesional, para convertirse en una verdadera experiencia de vida integral que enriquece como técnicos y seres humanos a todos los que en ella participamos.

No tengo dudas de que el éxito de esta experiencia es impensable sin el apoyo que desde el inicio encontré en la Comisión Fulbright Uruguay. La asistencia recibida durante todo el proceso de selección, el acompañamiento durante mi estadía en Estados Unidos y el respaldo brindado en la etapa final de esta experiencia han sido factores decisivos para ello.

En la actualidad me encuentro en Uruguay culminando la beca, luego de que el curso de la pandemia de COVID-19 me llevara a tomar la decisión de retornar al país. Sin dudas este ha sido un desenlace jamás esperado, el cual no fue fácil procesar y que se ha convertido en una experiencia en sí misma. Muchas expectativas y desafíos parecieron esfumarse o al menos cambiar drásticamente. Pese a ello, hoy puedo decir que me encuentro satisfecha y agradecida por el recorrido trazado hasta al momento el cual no hubiera sido posible alcanzar en soledad.

Por un lado, he podido retornar al país gracias al gran trabajo realizado por la Comisión Fulbright Uruguay en coordinación directa con el Ministerio de Relaciones Exteriores del país. El apoyo técnico y humano recibido por ellos durante este delicado proceso ha sido fundamental y dignos de especial reconocimiento.

Por otro lado, la posibilidad de mantener vía remota mis actividades académicas y profesionales referidas a la beca constituyen una fuente de satisfacción y motivación personal importante en este contexto complejo en el que hay que aprender a adaptarse a los cambios constantes y la incertidumbre. En este punto, destaco también el apoyo recibido por Institute of International Education de Estados Unidos para que estos aspectos pudieran materializarse.

Finalmente, solo resta agradecer una vez más la oportunidad de haber accedido a una experiencia de este tipo, la cual me ha enriquecido en un sinfín de sentidos y que sin dudas será generadora de nuevos espacios de aprendizaje, intercambio y desarrollo futuros.